fbpx

Lo primero que hay que definir sobre las características de este tipo de ventanas, es el que el aluminio es un material liviano, lo que hace mucho más ligera la estructura de la ventana, a diferencia de lo que se logra con una provista de metal o madera.

Este aluminio se presenta como un elemento resistente, con un sistema que deja en su interior un vacío, favoreciendo aun más a que su peso sea mucho más inferior. El cristal por su parte, se sostiene entre dos placas de aluminio y una banda de plástico, como si el vidrio fuese mordido a presión.

Todo esto hace que la estructura de la ventana sea fácil de manejar, favoreciendo el abrir y el cerrar, gracias a lo que se podría denominar como un sistema de un riel o dos rieles, que facilitan el movimiento de la ventana de un lado al otro.

Ventajas ventanas de aluminio

  1. Poseen una superficie mucho más fácil de limpiar, permitiendo una remoción de las grasas con mucha efectividad bajo el empleo de recursos tan simples como lo es el jabón y el agua.
  2. Su sistema evita la acumulación de polvo en la estructura de la ventana.
  3. El sistema de rieles, o bien, el herraje de desplazamiento, no se obstruyen y es muy fácil de limpiar.
  4. De acuerdo a estudios, son una garantía contra la humedad, el sol o cualquier otro efecto meteorológico, soportando de muy buena manera la intensidad solar.
  5. Por esto mismo, es un recurso que permite un gran aislamiento acústico y térmico, manteniendo estable la temperatura del espacio donde se encuentre ubicada la ventana.

Estos son nuestros consejos y recomendaciones de porque elegimos las ventanas de aluminio, y cuales son sus ventajas